Información

Alimentos que componen la pirámide alimenticia

Anuncios

La pirámide nutricional, también conocida como pirámide alimenticia, es el método usado para recomendar una cantidad variada de alimentos a consumir diariamente. El desarrollo de la pirámide consta en la distribución de distintos escalones, donde se plantea una adecuada combinación de los alimentos para tener una dieta balanceada.

Los alimentos que componen la pirámide alimenticia son variados, estos abarcan desde la categoría de azucares simples y grasas, hasta carbohidratos complejos, alimentos con vitaminas, minerales y proteínas.

¿Cuáles son los escalones que componen a la pirámide alimenticia?

Alimentos que componen la pirámide alimenticia

El escalón más alto está centrado en hidratos de carbono simples y grasas, su consumo es recomendado en menor cantidad ya que son todos los alimentos que proporcionan mayor cantidad de calorías.

Anuncios

Los escalones inferiores tienen hidratos de carbono completos, son los que recomendados en mayor proporción de consumo.

Los escalones superiores contienen poca cantidad de grasas y alta cantidad de proteínas. En el caso de los escalones centrales, estos sugieren alimentos con gran cantidad de contenido vitamínico, también de grasas, proteínas y menor cantidad de hidratos de carbono.

Por otro lado, los alimentos ricos en minerales y vitaminas presentes en la pirámide son: tubérculos, frutos secos, verduras, hortalizas y frutas.

Las grasas y azucares simples son: tortas, helados, postres, manteca, mantequilla, mermeladas, natilla, etc.

Los alimentos con proteínas son: quesos semiduros, duros y blandos, pescados, calamares, huevos, mariscos, etc.

Por último, los carbohidratos complejos que son galletas, pastas, arroz, legumbres, harinas, granos, etc.

¿De qué factores dependen los alimentos a consumir?

A pesar de que lo pirámide muestre una amplia cantidad de alimentos a consumir, con sus respectivas regulaciones, existe un número de porciones de cada alimento que la persona debe consumir, esto dependerá de varios factores: el sexo, la edad, la actividad física y el peso.

Lo ideal es consultar con un nutricionista para que nos dé sus acotaciones en base a nuestras características.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía