Información

Pirámide alimenticia de Venezuela

Es llamado el Trompo de los Alimentos y se compone por grupos que clasifican las comidas por su valor nutricional, además propone que todos y cada uno de ellos son importantes para la salud, y a pesar de que no recomienda ningún control de consumo se aconseja consultar a un nutricionista que es quién se encargará de ello.

Pirámide alimenticia de Venezuela

¿Que contiene la pirámide alimenticia venezolana?

En el primer grupo se encuentran los granos, cereales y tubérculos los cuales se deben presentar casi a diario en el plato tradicional.

El segundo grupo contiene hortalizas que generalmente se usan para dar sabor a cualquier preparación, además de las frutas que son el postre día a día de los ciudadanos.

En cuanto a las proteínas, azúcares y grasas se consideran sumamente importantes pues conforman gran parte del tejido muscular. Por ello, se recomienda su consumo al menos dos raciones por plato.

De último, pero no menos importante se destaca el consumo abundante de agua potable acompañado de actividades físicas como trotar o andar en bicicleta.

Pirámide alimenticia de Venezuela

Grupos de alimentos de la Pirámide alimenticia de Venezuela

Origen del trompo de los alimentos

Toma su lugar en 1999 para modernizar los grupos alimenticios adaptando cada uno a las costumbres y platos tradicionales. La figura que tiene es de un trompo que consiste en un juego tradicional de Venezuela, el cual es representado por los grupos alimenticios. Finalmente, el cordel que va amarrado en la cima del trompo representa el agua y actividades físicas para complementar la alimentación.

Alimentación actual en Venezuela

A partir del año 2014 se evidenció en el país un nivel de pobreza extrema en el que la población por razones económicas no tenía las capacidades para consumir cada grupo alimenticio moderadamente.

La dieta en el 2017-2018 se compone de fibras en su mayoría como el maíz y frijoles, el consumo de lácteos como el queso y el consumo diario de frutas y verduras ricas en potasio como el plátano. Los azúcares y grasas refinadas o de proveniencia industrial se han reemplazado por grasas naturales y sacarosa proveniente de las frutas.

Evidentemente la tasa de obesidad en Venezuela ha disminuido considerablemente, pero por inercia se ha incrementado la tasa de desnutrición. Es por eso que la nutrición balanceada no se encuentra en la cantidad de los alimentos, sino en calidad de los mismos.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía